Seleccionar página

Sobre mí

Músico

Nací en Madrid, en el año 1987. Estudié música desde los siete hasta los veinticuatro años, formándome en el Conservatorio Profesional de Música «Amaniel» de Madrid y en el Conservatorio Superior de Música del Principado de Asturias. He tenido tres maestros que me han guiado en mi recorrido a través del aprendizaje del piano: José Luis Fajardo, Luis Vázquez del Fresno y Amador Fernández Iglesias. Asimismo, he recibido consejo y asesoramiento de maestros como Ana Guijarro, Elena Orobio, Marisa Blanes, Rosa Torres-Pardo, Eduardo Fernández, Roberto Russo o Patrín García-Barredo. Aunque mi formación se ha centrado en la interpretación pianística, no me considero un pianista sino un músico que tiene en el piano una vía no exclusiva de comunicación.

Productor audiovisual

Siempre he sentido atracción por la tecnología ligada a la música. Me formé como técnico de sonido en SAE Institute Madrid, donde posteriormente trabajé formando a las nuevas promociones de ingenieros de audio. Al mismo tiempo desarrollé mis habilidades de producción audiovisual realizando trabajos en distintos ámbitos del sector. En los últimos años he firmado algunos trabajos audiovisuales para otros músicos, y desde 2018 desarrollo una línea de trabajo personal centrada en la producción y dirección de documentales.

 

Profesor

Además de mi trabajo en el campo audiovisual, he dedicado los últimos años de mi carrera a la educación, al principio como profesor de tecnologías aplicadas a la producción de audio y en la actualidad como miembro del Cuerpo de Profesores de Música y Artes Escénicas de la Comunidad de Madrid, al que accedí por oposición en 2018. Ahora mismo soy pianista acompañante en el Conservatorio Profesional de Danza «Fortea».

Crítico musical

Desde 2016 desarrollo una actividad como crítico musical en diferentes medios especializados. Hasta ahora he escrito artículos de opinión y breves ensayos analíticos, además de crítica de discos y conciertos, en revistas como Ritmo, Síneris o Codalario. También escribo de forma esporádica en mi blog, Espacio Arezzo.  Como crítico he tenido la oportunidad de acercarme a la música desde un prisma distinto al de la interpretación, algo que me ha resultado enriquecedor y ha ampliado notablemente mis horizontes musicales.